LEUCEMIA

La leucemia consiste en la proliferación incontrolada de una población anómala de células de la sangre. Estas células anómalas infiltran la médula ósea, impidiendo la producción de las restantes células normales, e invaden la sangre y otros órganos. En función del tipo de blastos (células inmaduras) que intervengan en la leucemia se distinguen leucemias linfáticas, si intervienen los linfoblastos, los precursores de los linfocitos, o bien de leucemias mieloides,  si son los precursores de los glóbulos rojos, las plaquetas y del resto de leucocitos las células que originan el cáncer.

LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA

¿Qué es?

La leucemia mieloide crónica (también denominada leucemia mielógena o granulocítica crónica o LMC) es un cáncer de la sangre en el que la médula ósea produce demasiados granulocitos, un tipo de glóbulo blanco. Con el tiempo, estas células van invadiendo la médula ósea y el resto del organismo, impidiendo la normal fabricación del resto de las células de la sangre y alterando el funcionamiento de diversos órganos. Su velocidad de instauración suele ser muy lenta de forma que muchas personas que padecen esta enfermedad no presentan síntomas durante años.
En la leucemia mieloide crónica, una parte del cromosoma 9 y del cromosoma 22 se rompen e intercambian lugares, originando la formación del gen BCR-ABL en el cromosoma 22, alteración conocida como cromosoma Filadelfia.
El cromosoma Filadelfia es responsable de que la médula ósea produzca una proteína (tirosin cinasa de Bcr-Abl) la cual provoca el incremento en la transformación de las células madre en glóbulos blancos (granulocitos y blastos) con crecimiento del bazo y con ello aparece la enfermedad.

Clasificación por etapas:

  • Fase crónica. En esta fase, que puede durar meses o años, se encuentran pocos blastos (células inmaduras) tanto en la sangre como en la médula ósea
  • Fase acelerada. Aparecen blastos en la sangre y en la médula con disminución de células normales
  • Fase blástica. Por lo menos 1/3 de las células de la sangre y la médula ósea son blastos, pueden aparecer cúmulos de estas células en forma de tumores a nivel de huesos o ganglios. También puede haber un cuadro de infiltración meninges, con infiltración de blastos en el líquido cefalorraquídeo
  • Fase refractaria. Cuando los blastos no disminuyen a pesar de su tratamiento

Incidencia

Le incidencia de leucemia mieloide crónica es de aproximadamente 1 a 2 casos por 100,000 habitantes al año en Estados Unidos, representando el 15% de leucemias en el adulto. Se desconoce la incidencia exacta en nuestro país. La edad media al diagnóstico es a los 65 años.

Causas

La leucemia mioloide crónica no tiene una causa definida, aunque algunos casos se han relacionado con la exposición a radiaciones ionizantes o determinados productos químicos.

Signos y Síntomas

  • Sensación de mucho cansancio
  • Pérdida de peso sin razón conocida
  • Sudores nocturnos
  • Fiebre
  • Dolor o sensación de llenura debajo de las costillas en el costado izquierdo
  • Crecimiento del bazo ( en el lado izquierdo del abdomen)
  • Hemorragias y hematomas no justificados

Tratamiento

  • Trasplante de células madre de un donante
  • Terapia dirigida con un inhibidor de la tirosina cinasa
  • Terapia con un inhibidor de la tirosina cinasa, seguida de un trasplante de células madre de un donante
  • Quimioterapia de dosis altas
  • Quimioterapia
  • Terapia de transfusión para sustituir los glóbulos rojos, las plaquetas y, algunas veces, los glóbulos blancos, para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida

BOLETINES E INFORMES

Descarga boletín trimestral Descargar informe anual